Se plantea el posible cambio del Día del Padre y entidades comerciales se oponen

Imprimir

La Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) de Mar del Plata está en contra de que el Día del Padre sea trasladado al 24 de agosto. La modificación afecta a todos los sectores involucrados, principalmente el comercio.  La iniciativa ya cuenta con media sanción en el Senado de la Nación y podría convertirse en Ley. 

 

Mediante un comunicado de prensa, desde la UCIP explicaron que están en desacuerdo con el traslado del Día del Padre para el mes de agosto, tal como lo prevé un proyecto de Ley que ya fuera aprobrado en la Cámara Alta de la Nación. 

La idea surgió debido al interés de los senadores de institucionalizar la fecha en conmemoración del fallecimiento de José de San Martín, considerado "el padre de la Patria". Sin embargo, esta idea no cayó para nada bien en los ámbitos del comercio a nivel nacional.

 

Posición marplatense

Desde la UCIP expresan su descontento ya que la modificación propuesta acercaría el tradicional festejo del Día del Padre y el del Día del Niño, ambos a realizarse durante el mes de agosto.

La información destaca que "perjudica no sólo a los sectores que se benefician con estas celebraciones sino también a las familias ya que les exigiría tener que destinar una mayor parte de su ingreso mensual a regalos y reconocimientos familiares".

Algo similar planteó hace algunos días la ASU, la entidad que representa a los supermercados, dado que ese sector también considera inapropiado el cambio toda vez que las cadenas comercializan juguetes e incrementan las ventas durante el Día del Niño. En este caso, la proximidad de ambos festejos cambiaría el tipo de consumo de las familias argentinas. 

En cuanto al proyecto de ley, que ya obtuvo medio sanción en el Senado de la Nación, propone puntualmente establecer como nueva fecha de celebración del Día del Padre el 24 de agosto con motivo de homenajear el General Don José de San Martín como el padre de la Patria.

Desde UCIP resaltaron que "tanto el Día del Padre, del Niño y de la Madre son excusas circunstanciales que potencian especialmente al comercio como así también al sector de la gastronomía ya que son fechas en las que se realizan actividades y acciones extraordinarias para homenajear. Al juntarse en un mismo mes dos de estas fiestas se vería afectada la economía en su conjunto debido a que del ingreso familiar se debería destinar un presupuesto para las dos celebraciones. Esto provocará la unificación de los festejos eliminando así una de las fechas que más motorizan las ventas".

 

2012. ADN Empresario - Matías Frati - Copyright 2013
Free Joomla Templates by Joomla 2.5 Template Maker